Proyecto Mzungu, los días pasan

en Octubre 11 | en Bloggers by Lumix G | por | Sin comentarios

Los días van pasando y los retos se van multiplicando. Lo que no queríamos que ocurriera, ¡ha sucedido! La obra estuvo prácticamente parada por falta de materiales. Estrés a tope.

Por un lado, porque la lluvia ha impedido que muchos ladrillos salgan a tiempo, por otro, porque la comunidad no está entregando arena y piedras a la velocidad deseada y, por último, porque el tractor que debía transportar todo dijo: “¡basta!”.

Gastos adicionales, retrasos y nuevos dolores de cabeza. J En cualquier caso, se aprovecha para avanzar en otras cosas. ¡No se puede parar nunca!

_9200525

Fotografía realizada con una Lumix GH4

P1110480

Fotografía realizada con una Lumix GH4

Nos hemos tenido que desplazar grandes distancias para abordar los diferentes asuntos. Ése es uno de los problemas a los que nos enfrentamos al estar tan lejos de todo y uno de los motivos por los que nadie va a esos lugares a ayudar. Pero ahí estamos nosotros.

La mayoría de las veces el tema no es tanto la distancia sino el tiempo que tardamos en llegar debido al estado de los caminos. Hay tramos en los que hacemos de media 7 km/h (no me he equivocado, siete…). No por nada, ¡RDC es el país con las peores infraestructuras del planeta!

Aparte, y desafortunadamente, también sufrimos inseguridad a nuestro alrededor. No quiero alarmar a nadie pero es un hecho y estamos tomando medidas.

Eso sí, en la obra, por supuesto, hay avances significativos. Los cimientos del segundo edificio están listos y las paredes del primero ya me superan en altura (y soy alto, ¿eh?). La construcción va tomando forma y grabamos todo lo que podemos con las Lumix GH4. ¡Menos mal que son muy ligeras! Porque sino el equipo ya me las habría tirado a la cabeza seguro. Son días largos en un entorno complejo…

DCIM100GOPROG0029898.

Fotografía realizada con una Lumix GH4

_9210154

Fotografía realizada con una Lumix GH4

P1110483

Fotografía realizada con una Lumix GH4

Sale uno de la obra echando chispas y, de camino al lugar en el que nos hospedamos, los niños te saludan a golpe de sonrientes y sonoros “¡¡Jambooooooo!!” que hacen que se te olvide todo y llegas con la sonrisa de oreja a oreja. Algunos lo hacen con tanta intensidad que parece que se les va la vida en el saludo.

No dejan de ser muestras de agradecimiento. La mayoría de la gente local te sonríe al pasar aunque no falta el eventual joven con “pavazo” que te mira con cara de “¿tú qué haces aquí?”.

_9240196

Fotografía realizada con una Lumix GH4

_9240084

Fotografía realizada con una Lumix GH4

Un ejemplo conmovedor y muy bonito de agradecimiento sincero ocurrió el otro día. Íbamos en un autobús y nos detuvimos ante una barrera de lluvia (Si llueve, no pasas… A menos que pagues por lo “bajini”).

Se aglomeró la gente del pueblo cercano frente al vehículo y, entre ellos, un nutrido grupo de niños que estaba jugando al fútbol. Eché mano a la comida que llevábamos y recordé que había comprado una especie de pasta local envuelta en hojas de maíz. Preferí dársela a ellos y, desde la ventana, les llamaba pero no se acercaban. Me miraban con incredulidad (¿Qué nos quiere dar el Mzungu este?). Al final, se la lancé y uno de ellos se acercó tímidamente a recoger el paquete.

Lo cogió, lo miró, lo desenvolvió, agarró un pedazo y se lo comió. En ese momento, alzó su vista al cielo, apuntó con el dedo índice de la mano izquierda hacia arriba y la derecha se la llevó al corazón. Dijo unas palabras (a saber en qué idioma) y me apuntó con el dedo mientras sonreía efusivamente y se daba golpes en el corazón.

Es como si le hubiese tocado la lotería. Pero no quedó ahí la cosa. Lejos de comérselo todo o salir corriendo con el botín, lo compartió con todos sus amigos. Cada uno cogió un pedacito y, finalmente, me volvió a mirar, esbozó una sincera sonrisa de ojos penetrantes y se unió a su grupo para seguir dando patadas a un pequeño balón de trapo que había visto tiempos mejores.

 

¡Hasta pronto!

 

Texto: José Antonio Ruiz Díez

Fotos general: Sergio Formoso

Fotos obra: David Vega

 

Pin It

entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »