Glosario Tutoriales Fotografía

en enero 23 | en Corporativo | por | Comentarios desactivados en Glosario Tutoriales Fotografía

A B C D E F G H I J K L LL M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

A

Arquitectura (fotografía de):

Cuando fotografiamos temas relacionados con la arquitectura y el espacio, adquiere una especial relevancia la ubicación del punto de vista, las obstrucciones, el control de la perspectiva, la corrección de las fugas, así como la observación de la trayectoria del sol según la hora del día y la fecha del año, para que su iluminación incida sobre los edificios modelándolos y destacando sus volúmenes y texturas de la forma que creamos apropiada.

B

B (Bulb):

Posición B “bulb”, consiste en dejar el obturador abierto de forma manual. De esta forma, cuando apretamos el botón de obturación se abre el obturador y no se cierra hasta que lo soltamos. Para evitar vibraciones de la cámara existen accesorios que nos permiten activar el obturador con un interruptor por cable. En las cámaras digitales el tiempo máximo de obturación acostumbra a estar limitado a algunos minutos, aunque es un tiempo más que suficiente para la gran mayoría de aplicaciones.

A la posición B (Bulb) se accede desde el control de la escala de velocidades de obturación (después de 60s. accedemos a Bulb)

Balance de blancos:

Las luces tienen dominantes importantes de color. La visión humana dispone de la capacidad de atenuar bastante las dominantes de las distintas luces cuando percibimos la realidad, pero cuando pretendemos tomar una fotografía de una escena en color y queremos que los colores aparezcan en la imagen de una manera fiel, debemos configurar la cámara para cada fuente de iluminación ya sea con las funciones predefinidas o ajustando el balance de blancos manualmente.
Al control de balance de blancos se puede acceder desde el Quick Menú o directamente por la tecla “WB”.

Blanco y negro:

Término usado para referirse a las imágenes en escala de grises, sin componente de color.

 

C

Calidad de la luz:

Se refiere a las características de la luz, que puede ser difusa o dura. Es Difusa cuando los rayos viajan en todas direcciones (provienen de una superficie grande) y Dura cuando los rayos viajan en paralelo o en expansión desde un punto (como en el caso de una bombilla simple).
En la práctica, la iluminación de cualquier fotografía incluye dirección, intensidad y color de la luz. Estos conceptos se aplican tanto para la iluminación continua, en exteriores o interiores, como para la de flash electrónico.

Campo visual:

También conocido como FOV (Field of View), es el ángulo de visión de la cámara. Depende directamente de la distancia focal utilizada. Con una distancia focal pequeña se consigue un campo visual amplio, este se va reduciendo a medida que se aumenta la distancia focal.

Composición:

En fotografía hablamos de composición cuando nos referimos a la distribución de los elementos gráficos y las masas tonales en el rectángulo de la imagen. Los criterios que se utilizan para razonar esta distribución provienen tanto del mundo de la pintura antigua como de las ciencias que estudian la cognición y la percepción. Por tanto componer una fotografía consiste en encuadrar la imagen, de forma que los elementos y el entorno que vamos a fotografiar queden dispuestos adecuadamente. Cuando se compone una fotografía que pretenda ser algo más que una instantánea de un hecho, es decir, cuando se pretenden transmitir sensaciones o resaltar ciertos mensajes es preciso conocer cómo funcionan estos mecanismos de la percepción del ser humano de cara a aplicar las técnicas oportunas para transmitir lo que deseamos. En cierto modo, se puede decir que la composición es como un lenguaje subliminal para transmitir sentimientos a través de las imágenes.

Algunos elementos con los que se puede jugar en la composición son:

  • La atracción de la atención hacia el centro de interés, el motivo de la imagen.
  • La forma y el volumen de los objetos, así como la sensación de profundidad de éstos en la escena.
  • El contraste como elemento de atracción y resalte: contraste en el tono, el tema, los motivos, etc.
  • La fuerza del color o su ausencia.

Compresión de la perspectiva:

Cuando trabajamos con objetivos de distancia focal larga (teleobjetivos) podemos situar el punto de vista muy alejado del objeto y mantener el encuadre cerrado sobre él. Esto hace que los puntos de fuga también estén muy alejados y por consiguiente ,las líneas de fuga serán notablemente paralelas entre ellas (fugas suaves) y el escalado de tamaños entre los objetos de la escena será muy moderado. A esta ausencia de escalado es a lo que denominamos “compresión” de la perspectiva. Se da la circunstancia de que fotografiando a distancias extremas (fotografías desde satélite por ejemplo) los puntos de fuga se sitúan a distancias próximas a infinito, lo que equivale a una imagen sin puntos de fuga, o con fugas paralelas y objetos totalmente aplanados entre sí, sin que cambien su escala aparente al estar más lejos o más cerca de la cámara.

Contenido iconográfico:

Se refiere a la parte semiótica de la representación fotográfica. Aquella que nos permite identificar a los objetos que aparecen en ella, entenderlos y relacionarlos con la realidad.

Contraste:

El contraste de una imagen está determinado por el número de tonos que utiliza en la transición del negro puro al blanco puro. Cuantos menos tonos más contraste y viceversa.

Podemos modificar el contraste de nuestras fotografías con el programa de revelado que se adjunta con la cámara Lumix: Silkypix Developer Studio.

Conversión de la distancia focal a 35mm:

El sistema Micro Cuatro Tercios de las cámaras Lumix G está equipado con una tecnología pensada en digital que fabrica el sensor de una medida que equivale a la mitad del fotograma tradicional de la película de 35mm. En consecuencia, una focal de 45mm para el sistema Micro Cuatro Tercios de Lumix G, tiene la misma cobertura de campo y el mismo aumento de la imagen que un objetivo de 90mm para la película de 35mm.

 

D

Desenfoque:

Cuando los 3 elementos principales de la toma fotográfica (objeto, sistema óptico y plano focal/sensor) no se ubican en la posición relativa que se requiere para que los rayos procedentes de un punto teórico del objeto, converjan en un mismo punto de la imagen, el objeto aparece de manera difusa, borrosa o ausente de nitidez en la imagen.

Diafragma:

Denominamos diafragma a la pupila de diámetro variable, insertada en el objetivo de la cámara, que regula el grosor del haz de rayos de luz que se proyecta en el plano focal/sensor. A menos cantidad de luz en la escena más grande deberá ser el diámetro de la pupila del diafragma y a más cantidad de luz más pequeño. A más abertura del diafragma menos profundidad de foco y a menos abertura más profundidad. Si no queremos modificar el diámetro por motivos de profundidad de foco deberemos recurrir al tiempo de exposición para ajustar las variables en la intensidad de la iluminación

Dirección de la luz:

La dirección de la luz dependerá siempre de tres factores principales: la posición de la principal fuente de luz, la posición del motivo a fotografiar y la posición de la cámara.
Atendiendo a su dirección, podemos clasificar la luz de la siguiente manera:
– Luz frontal
Esta situación se produce cuando el fotógrafo se encuentra entre la fuente de luz y el motivo, y entendemos que la luz se dirige desde la fuente hacia el motivo. Un ejemplo muy claro de iluminación frontal es el flash incluido en la cámara.
Cuando utilizamos este tipo de iluminación, las sombras suelen quedar ocultas por el propio motivo fotografiado, produciendo imágenes que por norma general suelen ser planas, faltas de volumen y de texturas.
– Luz lateral
Este tipo de iluminación se da cuando la fuente de luz se encuentra situada en un lateral del motivo. Un ejemplo óptimo sería un ángulo de 90º entre foco de luz, el motivo y el fotógrafo. Podemos ver un ejemplo de este tipo de luz al amanecer o al atardecer, cuando el sol todavía está bajo.
Este tipo de iluminación produce sombras bien marcadas, realzando volúmenes y texturas debido al contraste obtenido, pero pudiendo provocar también que se pierda detalle de las zonas en sombra.
– Luz trasera o contraluz
En este caso el motivo a fotografiar se encuentra entre la fuente de luz y la cámara. Suelen ser situaciones de alto contraste en las que prima la faceta artística de la fotografía. Como norma general suelen darse dos tipos de situaciones cuando trabajamos a contraluz:
– Que el motivo fotografiado se convierta en una silueta muy oscura o al menos una masa muy poco iluminada, casi sin detalle, quedando la zona más iluminada de la fotografía con una mejor exposición.
– Que el motivo fotografiado quede correctamente expuesto, con lo cual la zona más iluminada de la escena aparecerá sobreexpuesta.
– Luz cenital
Podemos decir que la luz cenital es un tipo de luz lateral, pero en este caso la luz incide verticalmente sobre el motivo en un ángulo aproximado de 90º. La luz del sol al mediodía, en su momento más vertical, es una buena situación para ejemplificar este tipo de iluminación.
– Combinación de tipos de luz
En la mayoría de las situaciones cotidianas no nos encontraremos estos tipos de luz de manera aislada. La mayoría de las veces serán combinaciones de ellas, provocando escenas con muy variadas iluminaciones.
– Expansión
Es la situación opuesta a la compresión de la perspectiva. Cuando usamos objetivos con la distancia focal corta (gran angulares) tendemos a acercar el punto de vista al objeto que fotografiamos, lo cual conlleva a un acercamiento proporcional de los puntos de fuga. Las líneas de fuga convergen de manera pronunciada y el escalado de tamaños entre los objetos en la imagen se exagera, se expande. Cuando el objeto se acerca a la cámara aumenta rápidamente de tamaño y cuando se aleja se reduce de forma muy acentuada.
– Gama tonal (clave alta):
Habitualmente las imágenes tienen elementos situados en todas las zonas tonales, desde los negros con indicios de textura hasta los blancos sin textura, pasando por los grises medios. A las imágenes donde la mayor parte de sus elementos se sitúan en un extremo de esta escala las denominamos de gama tonal en clave alta o baja según dominen los elementos blancos o los negros.
– Gradaciones tonales (claroscuro)
Las gradaciones tonales que representan la transición de la luz a la sombra en una imagen con una iluminación lateral, nos permiten explicar los objetos tridimensionales en un ámbito bidimensional como es el de la fotografía.
– Hora azul
Se denomina hora azul al momento de luz inmediatamente posterior al ocaso. El cielo aparece de color azul saturado y las luces de los edificios o las ciudades adquieren protagonismo. Se trata del momento en que el día y la noche entran en equilibrio. Antes de esta hora, la luz artificial de las ventanas no se aprecia y posterior a ella el cielo se convierte en negro oscuro. El resultado óptimo se obtiene encuadrando nuestra cámara al Este, o sea manteniendo el punto por donde se ha puesto el sol a nuestra espalda. Se recomienda realizar una secuencia de imágenes en intervalos de 8 ó 10 minutos con la finalidad de conseguir el momento ideal de una manera precisa.

Dominante de color:

Término que se usa para referirse a la contaminación que produce un determinado color en la imagen.

 

E

Encuadrar:

El encuadre no es otra cosa que definir qué elementos aparecerán en la imagen y cuáles vamos a descartar. El encuadre sirve para concentrar la atención  en la imagen, por lo tanto, la correcta selección del motivo es un primer y fundamental paso en el proceso fotográfico. Tenemos que pensar en el motivo a mostrar en base a las proporciones del marco de nuestro visor o nuestra pantalla LCD.

El encuadre de la imagen puede tener las siguientes formas:

  1. Horizontal. También denominado apaisado por ser el formato más habitual para capturar paisajes. Es el formato más común y se suele decir que produce sentimiento de serenidad y espacio, estabilidad y dirección.
  2. Vertical. Más conocido como formato de retrato, por tratarse del más adecuado para los retratos de medio cuerpo. Produce sentimiento de fuerza y enfatiza las líneas y planos verticales. También este formato confiere más poder visual a las diagonales. Es ideal para el retrato de cuerpo entero y primer plano, además de ser el más utilizado comercialmente para publicidad, revistas, portadas de libros, etc…
  3. Panorámico. Es un formato impactante en paisajes tanto naturales como urbanos y, a pesar de su historia y tradición, sigue resultando original. Requiere una cuidadosa selección del lugar o motivo y plantea dificultades de composición para no dejar zonas superfluas. Se trata de un formato muy de moda en la era digital, porque con los avances tecnológicos es más sencillo crear una panorámica.

Enfoque:

Se denomina enfoque a la situación relativa entre objeto, grupo de lentes y plano focal/sensor que permite que determinado objeto de la escena aparezca nítido en la imagen. El mecanismo para conseguirlo se basa en el alejamiento o acercamiento del sistema óptico respecto al plano del sensor (de forma automática o manual). Podrás seleccionar el plano de nitidez de la escena mediante la manipulación del aro de enfoque del objetivo.

Exposición inteligente:

Automatismo de la cámara que ajusta el contraste para evitar partes completamente blancas y completamente negras en la imagen.

Exposición:

En fotografía, se llama exposición a la cantidad de luz que recibe el sensor de imagen para que se forme una imagen.

En una cámara, el tiempo de exposición queda controlado por la velocidad de obturación y el nivel de iluminación creado por la apertura del objetivo. Estos dos últimos factores (velocidad de obturación y apertura) se combinan en un solo número llamado valor de exposición, EV.

Todas las cámaras digitales llevan un exposímetro que mide la cantidad de luz del motivo a fotografiar. Mediante el mismo, la propia cámara puede determinar la velocidad y abertura necesarias para conseguir una exposición automática (normalmente identificado en el cuerpo de las cámaras por la abreviatura AE, de Automatic Exposure) correcta. No obstante, el propio sistema puede ser engañado si predominan los colores muy claros o muy oscuros, con lo que si no compensamos adecuadamente los errores, las fotos podrían salir sobreexpuestas o subexpuestas.

Exposímetro:

El exposímetro, es el fotómetro empleado en fotografía. Se trata de un dispositivo que da la medida de la exposición en EV (exposure values) o en combinaciones de diafragma/velocidad de obturación equivalentes. Aunque hoy día la gran mayoría de las cámaras llevan un exposímetro incorporado, los exposímetros manuales son un accesorio de gran utilidad, especialmente en situaciones de iluminación difícil. Existen tres tipos de exposímetros:

  • Selenio (Se): no requieren batería, la célula fotosensible es de gran tamaño y suele estar recubierta por una malla en forma de panel de abeja.
  • Sulfuro de Cadmio (CdS): requieren batería, son mucho más sensibles que los anteriores y pueden miniaturizarse mucho más, sin embargo son de respuesta lenta en situaciones de poca intensidad luminosa y se deslumbran por encima de un cierto umbral de luz.
  • Silicio (Si): requieren batería, son los de respuesta más rápida, tanto que se emplean para medir la descarga del flash.

Los exposímetros manuales llevan una escala para ajustar la sensibilidad de la película y una aguja que hay que alinear con una marca al realizar la lectura. Por medio de esta operación queda determinado el valor de exposición o las combinaciones diafragma/velocidad equivalentes. Normalmente existe una escala para situaciones de alta luminosidad y otra para baja luminosidad.

Existen dos medidas de luz que se pueden efectuar con un fotómetro: la luz incidente y la luz reflejada.

Para efectuar las medidas de luz incidente se coloca una semiesfera difusora ante la célula fotoeléctrica y se dirige el fotómetro desde la posición del objeto hacia la fuente de luz. Para medir la luz reflejada por el objeto se quita la semiesfera difusora y se coloca la de nido de abeja y se apunta desde la posición de la cámara hacia el objeto teniendo cuidado de no tomar la medida del cielo o de otras partes que no interesen y que puedan distorsionar la medida.

 

F

Filtro ND:

El filtro de densidad neutra (ND) se usa para reducir la cantidad de luz que entra en la cámara con el fin de poder utilizar tiempos de exposición más largos o diafragmas más abiertos. Se pueden encontrar filtros ND con distintas densidades en función de la capacidad de reducción de intensidad de luz. El número que acompaña el nombre del filtro (por ejemplo +1), indica el número de diafragmas que se podrán abrir para conseguir la misma luminosidad en la imagen que se habría conseguido sin la utilización del filtro.

Filtro polarizador:

Se usa para reducir o eliminar la luz que proviene de los reflejos. Puede usarse para eliminar reflejos indeseados o bien para reducir la intensidad de luz del cielo, ya que es la luz de sol reflejada.

Focal:

El término “focal” hace referencia a la distancia focal de los objetivos. Un objetivo de focal corta hace referencia a un gran angular y un objetivo de focal larga a un teleobjetivo. Podemos definir a la distancia focal como la distancia en milímetros que existe entre el centro óptico y la superficie del sensor de la imagen, cuando ésta se encuentra proyectada. Los objetivos de distancia focal larga (teleobjetivos), acercan el objeto por su ángulo de campo más estrecho. Y, por el contrario, los objetivos de distancia focal corta (gran angulares), alejan el objeto por su ángulo más amplio.

Fondo:

Habitualmente el fondo se contrapone a la figura, es la parte más lejana de la imagen. Puede tratarse desde una localización hasta un fondo pintado y es conveniente articularla de forma adecuada para que la fotografía sea de agradable lectura. En ocasiones conviene desenfocarlo para resaltar los objetos o personajes de un primer plano.

Formato de imagen:

Se refiere a la relación entre anchura y altura de la imagen. Se determina usando una relación numérica entre los dos parámetros. A modo de ejemplo, un formato de imagen con relación 1:1 es completamente cuadrado, mientras que un formato con relación 3:2 es 1,5 veces más ancho que alto. Cuando la anchura y la altura difieren bastante, por ejemplo en la relación 16:9, se habla de formato panorámico.

Fotografía nocturna:

Es toda aquella que se realiza en ausencia de la luz del sol. Puede ir desde los paisajes urbanos con las luces de las calles hasta las fotografías de naturaleza con la luna como única fuente de iluminación. Se deben analizar las calidades y los colores de la luz antes de ponerse a trabajar. En la mayoría de casos se requerirá el uso de un trípode.

Fotómetro de la cámara:

El fotómetro de la cámara consiste en un instrumento integrado en el propio sistema de captación, que a partir de los valores de intensidad de la luz que reciben sus células fotosensibles nos expresa una relación de Diafragma, Velocidad de obturación y Sensibilidad ASA para que la fotografía quede apropiadamente expuesta.

Fugas:

Son las familias de líneas que componen las aristas de los objetos y que convergen en los puntos de fuga. Para puntos de vista cercanos al objeto, fugas cercanas y para puntos de vista lejanos, fugas lejanas. (Ver en el glosario: Compresión y Expansión)

Imagen movida:

Cuando el desplazamiento de un punto/objeto es tan rápido que la velocidad de obturación que estamos utilizando no es suficientemente rápida para impresionarlo dentro de la imagen como un punto nítido sino como una estela, estamos hablando de “Imagen movida”. Esto puede deberse a múltiples causas: que el punto no se desplace muy rápido pero la velocidad de nuestra cámara sea demasiado lenta, que incluso el punto esté quieto pero nosotros le estemos dando movimiento con nuestro propio pulso, etc. Con los objetivos de distancia focal larga (tele objetivos) el factor multiplicador del aumento agrava estas situaciones (observar lo difícil que resulta mantener la imagen quieta cuando miramos por unos prismáticos), por tanto cuanto más grande sea la distancia focal más alta (rápida) deberá ser la velocidad de obturación, hasta el punto de vernos obligados a utilizar trípode con las focales superiores a 200mm.

J

Jerarquización de la imagen:

Se refiere a la ubicación en el campo visual de los personajes u objetos que constituyen la escena en relación a su nivel de importancia.

L

Lámparas de bajo consumo:

Las grandes ciudades, por motivos de ahorro energético, se iluminan de noche con farolas provistas de lámparas de muy bajo consumo. Esto hasta la actualidad se ha conseguido con lámparas de descarga de electrones a base de vapor de mercurio, vapor de sodio y algunas otras variantes. Todas ellas se caracterizan por emitir un espectro de frecuencias lumínicas discontinuo y muy pobre en gama cromática, unas muy verdosas, otras amarillo-rojizas. Esta luz produce unas imágenes con una representación de los colores de la escena muy precaria. A través de los controles del balance de blancos podemos variar el tono de estas gamas cromáticas y conseguir efectos interesantes.

Luminosidad:

La capacidad que tiene un objetivo para dejar pasar la luz se denomina luminosidad. Una de las maneras de indicar esta luminosidad es mediante el número f que se define como la división de la distancia focal del objetivo por el diámetro de la abertura efectiva. Este número f, da lugar a una escala normalizada en progresión de : 1.1, 2, 2.8, 4.5, 6, 8, 11, 16, 22, 32, 45, etc. El salto de un valor al siguiente se llama paso de abertura.

Luz parásita:

Es un reflejo indeseable, causado por una reflexión interna sobre el tubo del objetivo o sobre la superficie de un elemento óptico tal como un separador de haz o sensor de imagen, que se proyecta en el plano de la imagen. Al tratarse de un punto de luz mucho más intenso que la luminancia general de la imagen, desafía los recubrimientos de las lentes del sistema para absorber los rebotes o reflejos de la luz residual y genera unas auras, reduciendo el contraste y empeorando la calidad final de la imagen. Para evitar la luz parásita, utilizaremos el parasol en nuestros objetivos.

Luz difusa:

Es toda aquella luz cuyos rayos viajan de una forma desordenada, en todas direcciones. Puede tener su origen en una fuente de área (gran superficie que emite luz) o en una fuente puntual (en que los rayos han emergido en una misma dirección) y que posteriormente se han hecho pasar por un material translúcido o han rebotado en un material rugoso. Genera unas sombras muy suaves y a veces inapreciables.

Luz indirecta:

Hablamos de luz indirecta, cuando los rayos, en su trayecto entre la fuente de luz y el objeto rebotan en algún tipo de superficie (una pared blanca, un cristal, un reflector), etc.

Luz natural:

Es la luz producida por el sol. Se puede considerar como luz natural la que proviene directamente del sol o bien la que pasa a través de las nubes, la que rebota en la atmósfera e incluso la luz que produce la luna como consecuencia del reflejo de la luz solar.

 

M

Macro (Foto-macrografía):

Se considera foto-macrografía a la fotografía cuyo nivel de aumento se sitúa cerca de 1:1, o lo que es lo mismo, que el objeto en la realidad tiene el mismo tamaño que su imagen en el sensor. En la práctica denominamos “macro” al trabajar a distancias muy cercanas al objeto.

Modos de medición de la luz:

Delante de una escena con distintos niveles de luminosidad, se pueden usar distintos modos de medición de la luz para determinar la forma en que el exposímetro calcula el diafragma y el tiempo de obturación para la toma de la imagen. Hay tres modos de medición distintos:

  • Medición matricial: el exposímetro realiza la medición teniendo en cuenta la mediana de intensidad de la luz de los distintos elementos de la escena. Realiza un promedio de los puntos más importantes de la imagen.
  • Medición puntual: el exposímetro solo mide la intensidad de luz de una pequeña parte de la escena. Esa parte viene determinada por la situación del punto de enfoque.
  • Medición ponderada al centro: el exposímetro tiene en cuenta la intensidad de luz de toda la escena pero da más valor a la medición del centro de la imagen.
  • Medición automática: Consiste en configurar la cámara para que decida automáticamente a través de los programas de que dispone cual tiene que ser la configuración del diafragma adecuado, la velocidad de obturación y la sensibilidad ASA. Se pueden delimitar los parámetros para que no use por ejemplo niveles de ASA muy elevados (que nos proporcionarían demasiado ruido), velocidades demasiado lentas (que nos podrían generar una imagen movida), etc. Para fotografías de reportaje o de viajes donde la inmediatez puede ser un valor añadido para conseguir una buena fotografía, es una opción muy interesante. En las cámaras Lumix disponemos de distintos programas de medición de la luz, desde la opción manual “M”, prioridad obturación “S” (nosotros indicamos la velocidad de obturación y la cámara nos proporciona el diafragma), prioridad apertura “A” (nosotros indicamos el diafragma y la cámara decide la velocidad de obturación, opción “P” (la cámara decide los dos parámetros) y la opción “iA” (control inteligente de la exposición, donde la cámara decide el programa más adecuado según la escena, con resultados muy espectaculares).

Medir luces:

Si medimos en las luces (situamos el área de medición del exposímetro sobre las luces), estas quedarán representadas en un tono gris medio y las sombras nos aparecerán extremadamente oscuras. El exposímetro de la cámara está ajustado para medir sobre una zona de la escena que refleje aproximadamente un 18% de la luz que recibe (gris medio), con lo cual todas las superficies sobre las que tomemos medidas con el exposímetro tendrán tendencia a aparecer como gris medio (a no ser que compensemos abriendo [si la zona donde medimos es blanca] o cerrando [si la zona donde medimos es negra] 1 ó 2 puntos de diafragma).

Modelado:

La fotografía es un sistema de representación bidimensional, y por tanto la profundidad y los volúmenes de los objetos requerirán de recursos gráficos y expresivos que sustituyan la capacidad de comprenderlos en la realidad que nos proporciona la visión estereoscópica.

El más importante de estos recursos lo aprendimos de la pintura antigua que inventó el claroscuro, y nos enseñó que la colocación de la luz nos permite explicar las formas.

Denominamos pues modelado a la técnica de colocar la luz para entender las tres dimensiones en las imágenes bidimensionales.

N

Nitidez:

Cuanto más cerrado está el diafragma (Valores f más grandes), mayor nitidez se obtiene a la hora de disparar. Esto es debido a que a menor apertura de diafragma más tiempo tiene que estar abierto el obturador para dejar pasar la luz, con ello se obtiene una mayor profundidad de campo y por lo tanto las imágenes son más nítidas. Sin embargo, los objetivos tienen un umbral en el que la nitidez decrece. Es decir, que aunque cerremos más el diafragma no obtendremos imágenes más nítidas, el resultado variará dependiendo de la lente. El rango óptimo de los objetivos para una mejor nitidez se sitúa en los valores entre f8-f16, por lo que deberemos ir probando cuál es el mejor para los objetivos que dispongamos.

O

Obstrucciones visuales:

La fotografía generalmente es bidimensional y para explicar la profundidad y el volumen de los objetos se recurre al claroscuro pero sobre todo también a las obstrucciones (lo que está delante obstruye a lo que está detrás). Estas superposiciones, además de ayudarnos a entender la imagen también sirven para componer y ordenar los objetos de una forma atractiva y sugerente.

Obturador:

Es el dispositivo en forma de cortinilla o láminas metálicas que bloquea o deja pasar la luz en el momento de la exposición. Están sometidos a una temporización de alta precisión para poder alcanzar fracciones de tiempo de 1/4000 de segundo. Actualmente, muchas cámaras combinan obturadores mecánicos con obturadores electrónicos según la velocidad de obturación a la que estén trabajando.

P

Penumbra:

Transición de la luz a la sombra en el claroscuro.

Perspectiva:

La perspectiva se define como la técnica de representar los objetos en la forma y la disposición con que nos aparecen a la vista. También, como el conjunto de objetos que se visualizan desde el punto de vista de la cámara.

Mediante esta técnica, podemos proyectar la ilusión de un mundo tridimensional en una superficie de dos dimensiones. La perspectiva nos ayuda a crear una sensación de profundidad en nuestras fotografías.

Perspectiva aérea:

En los días de neblina, el aire cargado de partículas de agua hace que los objetos lejanos (como montañas o edificios) nos parezcan más lejanos de lo que realmente están (debido a su apariencia borrosa y de bajo contraste). En cambio en los días en que el aire está limpio (después de una jornada ventosa o cuando el aire es muy seco) se produce el efecto contrario y los elementos lejanos nos parecen más cercanos de lo que realmente están.

Peso Visual:

Nos referimos a una sensación subjetiva en la percepción equilibrada de una composición bidimensional como es el caso de la fotografía. Elementos como las masas de determinado tono, espacios neutros con objetos complejos superpuestos, distribución de manchas de color a derecha e izquierda de la división simétrica vertical del cuadro, pueden hacernos ver las fotografías como equilibradas o no. Conceptos como Balanza y equilibrio tienen mucho que ver con estas experiencias.

Pintar con luz:

Se denomina de esta manera a la técnica de depositar la luz en la escena de forma secuencial. Se deja el obturador de la cámara abierto (posición Bulb [B]) o con una temporización larga (60 segundos por ejemplo) y se procede a iluminar por zonas con una fuente de luz pequeña y que emita una luz localizada.

Planos escénicos:

Los distintos planos que se distribuyen a lo largo del campo escénico donde puede estar ubicado el objeto/sujeto. También se les podría denominar planos de ubicación espacial.

Plano Focal:

Llamamos “focal” al plano en el que el objetivo proyecta a foco la imagen del motivo. A efectos prácticos es el plano donde se forma la imagen. También se le conoce con la expresión “Plano de la imagen”. La distancia del plano de la montura al plano focal se ha reducido en un 50%, en la tecnología Micro Cuatro Tercios. Esto permite reducir la longitud de los objetivos, manteniendo la calidad óptica.

Pre-visualización:

Consiste en analizar la escena antes de proceder a realizar las fotografías. Se puede incluso utilizar un marco de encuadre y podemos tomar decisiones como cuáles son los objetivos más convenientes, el punto de vista ideal, hora del día en que la luz incide de forma más apropiada, el color de la luz, etc.

Profundidad de campo:

La profundidad de campo es la zona en la cual la imagen captada por el objetivo es nítida, de manera que en la fotografía lo que se encuentre dentro de esa zona aparecerá enfocado.

  • La profundidad de campo aumenta cuanto más cerrado se encuentra el objetivo, o sea, cuanto mayor sea el número del diafragma elegido. Por ejemplo, con un diafragma de 5,6 la profundidad de campo no será muy amplia, mientras que con un diafragma de 11 o de 16 será considerable.
  • Por otra parte, cuanto más cerca se encuentre el motivo que se desea fotografiar, menor será la profundidad de campo, independientemente del diafragma seleccionado.
  • Si se utilizan teleobjetivos o lentes zoom, se reduce la profundidad de campo. Con objetivos angulares, la profundidad de campo aumenta.

Punto de vista:

Es el punto desde el cual se observa la escena, el punto donde se sitúa la cámara. En función de la elección del punto de vista, se conseguirá una determinada visión de la escena.

Punto fuerte (ver”Regla de los tercios”):

Como se explica en la entrada “regla de los tercios” se trata de las líneas que dividen la imagen en tres porciones verticales y tres horizontales. Son zonas de interés para situar elementos de la composición y, que a la vez, mantengan el equilibrio. Y los 4 puntos que surgen de la intersección de las dos líneas horizontales, que dividen las tres porciones horizontales y las dos líneas verticales, que dividen las tres porciones verticales, son 4 puntos fuertes de interés donde los elementos adquirirán mucha estabilidad perceptiva y despertarán la atención del observador.

Punto Nodal:

El punto nodal es, en realidad, una pareja de puntos, situados en el eje óptico de un objetivo compuesto que sirven de referencia para mediciones básicas, como la longitud focal.

 

R

Raw:

Es un formato de archivo que contiene toda la información generada por la cámara en la toma de la imagen, sin pérdida por compresión. Una imagen en formato raw no es una imagen final sino que requiere un revelado y posteriormente tiene que ser guardada en otro formato como el jpeg.

Regla de los tercios:

Cuando un elemento de la composición se desvía del centro o rompe las simetrías, puede generar tensiones visuales y desequilibrios. Como elemento estabilizador de estos desequilibrios existe el recurso de la regla de los tercios, que consiste en dividir el formato en tres partes verticales y tres horizontales. Las dos líneas verticales y las dos horizontales que dividen estas porciones admiten contener elementos gráficos de la imagen (sobre todo en los cuatro puntos “fuertes” en que se cortan) resistiendo así las descompensaciones que producen los descentramientos.

Revelado de raw:

Es el proceso de apertura de un archivo raw. Requiere un software específico como Silkypix, con resultados más que óptimos, incluido en la serie de cámaras Lumix G. Durante este proceso se puede ajustar la luminosidad, el contraste, la saturación o la temperatura de color conservando la calidad de la imagen.

 

S

Saturación:

El termino saturación, en fotografía, se refiere a la intensidad del color. Un mismo tono de color puede ser más intenso (más saturado) o menos. La saturación de un color depende de la cantidad de gris que contiene. Cuanto más alto sea el contenido de gris, menor será la saturación.

La saturación es, pues, el grado en que uno o dos de los tres colores primarios RGB predomina en un color. Cuando más puro sea el color, más saturado podrá representarse. A medida que las cantidades de RGB se igualan, el color va perdiendo saturación hasta convertirse en gris o blanco.

Para una buena saturación del color en nuestras fotografías es muy importante un control de la exposición y la elección de una sensibilidad ASA pequeña. Es decir, usando una sensibilidad ASA de 50, por poner un ejemplo, la saturación será mucho más espectacular que con una sensibilidad de 200.

Sensibilidad (ISO):

Es el parámetro heredado de la fotografía analógica que determina la cantidad de luz necesaria para registrar una imagen. Los sensores de las cámaras digitales permiten ajustar su sensibilidad a la luz. La sensibilidad ISO se regula con dobles y mitades. Cuanto más se aumente el valor de sensibilidad, menos luz se necesitará para conseguir la misma imagen, por lo tanto se podrán usar tiempos de obturación más reducidos. A modo de ejemplo, se puede conseguir el mismo nivel de luminosidad disparando con un tiempo de obturación de 1/125s a ISO 100 que disparando con un tiempo de 1/250s a ISO 200.

Sobreexposición:

El término define una exposición o captura con un exceso de luz sobre el sensor, ya sea porqué la obturación fue demasiado lenta, por que el diafragma estaba demasiado abierto o la sensibilidad “ASA” mal ajustada. El resultado acostumbra a ser una imagen con las zonas claras de la imagen sin texturas y un exceso de texturas en las zonas oscuras que aparece en la imagen como grises medios.

Sombra abierta:

Se produce cuando la luz proviene de una amplia superficie de cielo por que estamos encarados al Norte y algún elemento, como edificios o montañas, nos mantienen a la sombra de la luz del sol.

T

Teleobjetivo corto:

Hablamos de teleobjetivo corto cuando la distancia focal del mismo (distancia entre el centro nodal del sistema óptico y el plano focal) equivale (o no supera en exceso) al doble de la medida de la parte larga del sensor. Podríamos decir que estos objetivos nos aumentan un poco la percepción del tamaño de las cosas;, aproximadamente el doble de la medida en que las percibimos a simple vista.

Temperatura de color:

Se utiliza este término para determinar el color de la luz. Se mide en grados Kelvin y a modo de ejemplo, la luz del sol al mediodía tiene una temperatura de color de 5500K (blanco), una bombilla incandescente doméstica 2800K (amarillo rojizo), y la luz del cielo en un día nublado 7000K (azul).

Tiempo de obturación:

El tiempo de obturación es el otro gran parámetro del que disponemos para equilibrar o ajustar los requerimientos (en cantidad de luz) del sistema de captación de la imagen con la intensidad de la luz que hay en la escena. Si hay más luz de la que el sistema admite deberemos fragmentar la exposición en una porción más pequeña, y si disponemos de poca cantidad de luz en la escena, el fragmento temporal de exposición deberá ser más grande. Se mide en fracciones de segundo para las exposiciones rápidas, o en segundos o minutos para las exposiciones lentas. A modo de anécdota existen imágenes realizadas con cámaras estenopeicas (diafragma extremadamente pequeño) donde la exposición se prolongó durante un periodo de tres años.

Trepidación:

Cuando utilizamos objetivos de distancia focal larga o zooms en la posición tele, el movimiento del pulso del fotógrafo puede afectar negativamente la nitidez de la imagen (el aumento actúa de multiplicador de nuestro pulso). Todos loss objetivos de focales largas de la gama Lumix G están provistos de estabilizador. El estabilizador nos ayuda mucho en determinadas circunstancias, pero para los objetivos extremos se aconseja el uso de trípode o mono-pié y obturar a velocidades lo más elevadas posibles.

V

Velocidad de exposición:

Término usado para referirse al tiempo de obturación.

 

 

 

Pin It

entradas relacionadas

Comentarios cerrados. Si necesitas ayuda con tus productos Panasonic llama al 902 15 30 60 o contacta via web desde la sección soporte del menú superior.

« »