Risotto de alcachofas fácil y rápido: receta

en Enero 22 | en Bloggers by Lumix G, Hogar y cocina | por | Sin comentarios

Empezamos el año, lleno de proyectos e ilusiones, pero sin exigirnos demasiado que luego ya sabemos lo que pasa… ¡así que mejor ponerse retos asequibles!

Yo sigo con mi idea de hacer más recetas saladas y he querido empezar el año con una rico risotto de alcachofas. ¡Adoro las alcachofas y ahora es la época!

0004 20150118

Fotografía realizada con una cámara Lumix GX7

Os animo a que lo probéis. Puede parecer una receta complicada, pero el risotto no lo es. Hay que estar por él; en el momento que se pone el arroz no podemos dejar de removerlo. Otro punto importante es que el caldo tiene que estar caliente y echarlo poco a poco, no hay prisa. En unos 20 minutos lo podemos tener listo ¿os animáis?

Ingredientes (3 personas)

Para el risotto:

  • 1 litro de caldo casero, si no que sea ecológico
  • Aceite de oliva
  • 1 puerro
  • ¼ de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Un poco de mantequilla
  • 250 g de arroz arborio
  • 1 vaso pequeño de vermut blanco seco o vino blanco
  • Sal
  • Pimienta
  • 70 gr de parmesano rallado
  • Zumo de medio limón

Para las alcachofas:

  • 3 alcachofas
  • Agua
  • Medio limón

 

Preparación

Para las alcachofas:

Quitamos las hojas de las alcachofas hasta que encontremos la parte blanca. Cortamos la punta, la partimos por la mitad y con una cuchara de postre quitamos los pelitos que tienen en el corazón. Pelamos un poco el tronco.

Repetimos el proceso con las tres alcachofas y las ponemos en una olla a hervir con el zumo de medio limón y el medio limón. Tenemos que introducirlas en el agua conforme estén limpias para evitar que se pongan negras y cuando las vayamos a hervir tenemos que asegurarnos que quedan cubiertas por el agua, así que podemos ponerle peso encima.

Estarán listas cuando estén blanditas. Una vez hechas, las reservamos. Cortamos dos: una para mezclarla con el risotto y la otra para decorar.

 0001 20150118Fotografía realizada con una cámara Lumix GX7

 

Para el risotto:

En una olla ponemos la cebolla, el puerro y el ajo cortado a trozos pequeños. Salteamos a fuego flojo con un poco de aceite y de mantequilla. Tenemos que ir observando para evitar que coja color.

Cuando la verdura esté blanda, añadimos el arroz y salteamos hasta que le salga el punto blando en medio del grano. Será el momento de añadir el vermut o vino blanco. Mezclamos hasta que se consuma el licor y seguidamente empezamos a echar el caldo caliente, mejor de cazo en cazo.

Cuando hayamos echado el primer cazo de caldo, añadimos las alcachofas cortadas. Hay que remover continuamente y añadiendo el caldo conforme lo necesite el risotto. La forma de saberlo es, con una cuchara, hacemos una raya en medio y si no se junta es que necesita caldo.

Entre unos 15 y 18 minutos lo tendremos listo. Id probando el grano para añadir sal y pimienta al gusto. Cuando esté, apagamos el fuego y añadimos el parmesano rallado.

Servimos con la alcachofa partida y un chorreón de aceite.

 

Galería de imágenes:

Fotografías realizadas con una cámara Lumix GX7

Si queréis descubrir más deliciosas recetas no os podéis perder el blog de Ivana del Rosario: My Little Things 🙂

Pin It

entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »