La Madeleine, una joya neoclásica en París

en Febrero 19 | en Bloggers by Lumix G, Fotografía | por | Sin comentarios

Hoy es un buen día para descubrir una de las joyas neoclásicas más impresionantes de toda la Historia del Arte. Nos vamos de viaje ¿vienes con nosotros?

 

La iglesia de La Magdalena o La Madeleine está ubicada unas manzanas al norte de la famosa plaza de la Concordia de París. Se trata de un gran edificio, renombrado por sus inmensas proporciones y su peculiar historia. Desde fuera, esta imponente iglesia tiene la apariencia de un gigantesco templo griego.

 

La construcción de la Madeleine empezó en 1764 durante el reinado de Luis XV. Fue diseñada por el arquitecto Pierre Constant d’Ivry, quien intentaría replicar la barroca iglesia de St-Louis-des-Invalides. Cuando d’Ivry falleció en 1777, sus diseños (que pueden aún verse en el Musée Carnavalet) fueron descartados por su sucesor, Guillome-Martin Couture, quien decidió tirar abajo el edificio inacabado y empezar de cero. Esta vez el diseño estaría basado en el Panthéon.

 

Iglesia de la Magdalena

Fotografía realizada por Lumix GX7

 

Este nuevo plan tampoco tuvo éxito, y las obras estuvieron paradas entre 1790 y 1806, cuando Napoleón encomendó la tarea de erigir un gran Templo de Gloria para su Grande Armée a Pierre-Alexandre Vignon. Después de volver a tirar abajo el edificio incompleto, las obras del edificio final, que acabaría siendo un precioso templo griego, pudieron por fin empezar.

 

Las obras se prolongaron y su caracter conmemorativo se perdió finalizado el Arc de Triomphe y durante un tiempo no se sabía que sería del edificio una vez acabado. De hecho, en 1837, la Madeline estuvo a punto de convertirse en la primera estación de ferrocarril de la capital Francesa. Sin embargo, en el último momento se decidió volver a la idea original y la iglesia fue consagrada finalmente en 1842.

 

Con una apariencia de templo griego de estilo clásico, la iglesia está rodeada por un peristilo conformado por 52 columnas, cada una de 20 metros de altura y con capiteles de estilo dórico. Su frontón muestra escenas del Juicio Final y las columnas están rematadas por un friso esculpido.

 

La Madelaine

Fotografía realizada por Lumix GX7

 

El interior de la Eglise de la Madeleine destaca por su histriónica representación central de la ascensión de Santa María Magdalena, una obra Charles Marochetti que representa a la santa siendo elevada al cielo por dos ángeles. La iluminación de la iglesia y la posición central del conjunto en el altar de la iglesia hacen que sea lo primero que el visitante observe nada más entrar.

 

Las cúpulas están decoradas por frescos de Jules-Claude Ziegler y representran la historia de la cristiandad. Las capillas laterales están adornadas por estatuas neoclásicas de distintos santos y pasajes de la Biblia.

Al ser una iglesia de planta basilical, es decir, de una única nave, y al poseer una iluminación dramática y efectista, la Madeleine da una sensación de lugar tenebroso, que recuerda bastante a un templo románico, salvo por la amplitud de los espacios.

 

Iglesia de la Madelaine

Fotografía realizada por Lumix GX7

 

 

 

Pin It

entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »