Aleyda y Ariadna, nuestras bloggers de EligeNuestraAventura, nos deleitan de nuevo con una nueva foto del mes, esta vez de su paso por Australia.

Qué pasada poder ver de cerca estos canguros, ¿no?

País: Australia
Población: Bateman’s Bay
Día: 14/01/2012
Hora: 08:56
Localización: Maloneys Beach
Modelo: LUMIX DMC-GF2
Objetivo: 45-200
Apertura: 5.6
Velocidad: 1/400
ISO 200
F= 200mm
Balance de Blancos: Auto

Lo mejor de viajar en furgoneta por Australia es despertarse cada día en un sitio diferente: en la orilla de un lago, en una playa paradisíaca, al pie de la montaña más alta del país o en medio de una manada de canguros. Después de aparcar nuestra furgoneta estratégicamente para tener vistas al mar, y no tener el sol de cara la mañana siguiente, nos fuimos a dormir acompañadas de 2 o 3 canguros que merodeaban por la zona.

A la mañana siguiente nos sorprendió ver que nuestros vecinos habían aumentado, empezaron a aparecer canguros por todas partes. Mantenían la distancia de seguridad para poder salir saltando a toda velocidad en caso de amenaza, pero nos miraban fijamente Siempre que miras a un canguro tienes la sensación que es él el que ha venido a verte a ti.

Utilizamos el tele objetivo 45-200mm de la LUMIX DMC-GF2 para no tener que acercarnos demasiado a la familia de canguros y asustarlos con nuestros movimientos. Activamos el estabilizador del objetivo para obtener una imagen precisa y seleccionando la función ia (automático inteligente) pudimos hacer la fotografía rápidamente y captar el momento perfecto en el que estaban mirando a la cámara fijamente.

Anécdota: Después de varias horas intentando encontrar una zona de acampada gratuita que había por la zona y viendo que el sol estaba a punto de ponerse, preguntamos desesperadas cómo podíamos llegar. Estábamos en plena temporada alta australiana, así que nos dijeron que no hacía falta ni intentar llegar a la zona de acampada, las posibilidades de encontrar un sitio libre eran remotas, pero nos explicaron que en cualquier zona donde no haya señalizaciones que indiquen lo contrario, se puede pasar la noche, y nos recomendaron un rincón junto a la playa, con barbacoas eléctricas y lavabos que se ajustaba perfectamente a nuestras lo que estábamos buscando… pero se olvidaron de decirnos lo mejor: también era el rincón preferido de los canguros de la zona.