7 Rincones de Flandes que necesitan un Ojo de Pez

en junio 6 | en Bloggers by Lumix G | por | Sin comentarios

¿Cuántas veces no has podido hacer una foto porque no había manera de que cupiera todo dentro del encuadre?

El mundo está lleno de plazas, edificios altos en calles estrechas, miradores, interiores… que no es posible meter en una única foto a no ser que tengas un ojo de pez. Ese objetivo tan divertido con el que todo cabe con un sólo disparo.

Descubre lo que un Objetivo Ojo de Pez puede ofrecerte

Es cierto que el ojo de pez deforma la imagen. Distorsiona las líneas convirtiendo las verticales en curvas que se cierran sobre el centro de la imagen. Pero, ¿a quién no le apetece jugar un rato?

Flandes es un lugar en el que abundan las plazas, los edificios altos, los interiores grandiosos… Vamos, un lugar perfecto para jugar con un ojo de pez.

1 La Grand Place (Bélgica)

Comenzamos nuestro viaje por Bruselas que, aunque se trata de una región autónoma de Bélgica, es también la capital de la región de Flandes –la organización territorial de Bélgica es mucho más complicada que la óptica de una cámara–.

Es ahí donde se encuentra una de las plazas más espectaculares del mundo: la Grand Place. En nuestro tercer viaje a la ciudad conseguí, por fin, meterla en una foto. ¡Gracias ojo de pez!

Fotografía realizada con una Lumix G80 y el objetivo Lumix G Fisheye 8mm/F3.5

Por supuesto, había que meterla en una foto también de noche. La luz artificial que ilumina los edificios le da un aire romántico y ensoñador que no hay que perderse.

Fotografía realizada con una Lumix G80 y el objetivo Lumix G Fisheye 8mm/F3.5

2 Galerías Reales de San Huberto (Bélgica)

Un lugar más donde merece la pena sacar el objetivo ojo de pez de la mochila en Bruselas: las Galerías Reales de San Huberto, Saint-Hubert. Se consideran las más antiguas de Europa que conservan su estado original, el que las vio nacer en 1847.

En su interior, además de muchos otros negocios, está la primera tienda de Neuhaus, donde se inventó el bombón.

Fotografía realizada con una Lumix G80 y el objetivo Lumix G Fisheye 8mm/F3.5

 

3 Muelle del Rosario, Rozenhoedkaai (Brujas)

Saltamos a Brujas, una de las ciudades más románticas de Europa, la llamada Venecia del norte por sus canales y sus puentes. Es uno de sus canales –en realidad, un muelle– el lugar más fotografiado de la ciudad. Hablamos del muelle del Rosario, Rozenhoedkaai. La imagen de la casa en la curva del canal, la torre cívica –el Belfort–, las barcas turísticas, el puente… el ojo de pez consigue meterlo todo en una imagen.

Fotografía realizada con una Lumix G80 y el objetivo Lumix G Fisheye 8mm/F3.5

Como sucede con la Grand Place de Bruselas, también hay que volver de noche para disfrutar de ese rincón brujense.

Fotografía realizada con una Lumix G80 y el objetivo Lumix G Fisheye 8mm/F3.5

4 Azotea del Concertgebouw (Brujas)

Dos lugares más requieren del uso del ojo de pez en Brujas. Dos miradores desde los que disfrutar de la ciudad antigua: la azotea del Concertgebouw –la sala de conciertos– y el Belfort –la torre cívica–.

Será aquí donde disfrutemos de esa curvatura de la tierra artificial que ofrece el objetivo.

Fotografía realizada con una Lumix G80 y el objetivo Lumix G Fisheye 8mm/F3.5

5 Torre Belfort (Brujas)

Fotografía realizada con una Lumix G80 y el objetivo Lumix G Fisheye 8mm/F3.5

Acabamos nuestro paseo con ojo de pez por Flandes en Amberes con dos imágenes de arquitectura que no pueden ser más diferentes entre sí.

6 Edificio de la Autoridad Portuaria de Amberes

Comenzamos por el edificio de la autoridad portuaria, obra de Zaha Hadid. Un antiguo edificio que albergó un cuartel de bomberos que se quedó pequeño. ¿La solución? Añadirle unas plantas de cristal –en referencia a los diamantes, Amberes es la ciudad por la que pasan la mayoría de los diamantes del mundo– en la parte superior.

Eso sí, sin modificar nada del edificio original.

Fotografía realizada con una Lumix G80 y el objetivo Lumix G Fisheye 8mm/F3.5

 

7 Estación de Tren de Amberes-Central

El último: la estación de tren de Amberes-Central. Un edificio de principios del siglo XX en el que conviven la piedra de su hall central con el hierro y el cristal de la zona de andenes.

Casi una catedral cívica que te deja asombrado al llegar a la ciudad y de la que no te quieres despedir al irte. Un interior tan grandioso que, de nuevo, hace imprescindible el ojo de pez para conseguir mostrar una parte de su belleza.

Fotografía realizada con una Lumix G80 y el objetivo Lumix G Fisheye 8mm/F3.5

Es imposible no divertirse con un ojo de pez, lo difícil es quitarlo de la cámara para colocar otro objetivo…

Pin It

entradas relacionadas

IMPORTANTE: ANTES DE COMENTAR

Si tienes una consulta puedes buscar la respuesta en nuestras FAQ's o abrir un chat con atención al cliente. Si tienes un problema técnico con tu producto debes ponerte en contacto con un servicio técnico Panasonic

Este blog se mantiene y publica desde España, sentimos no poder atender las consultas realizadas desde Sudamérica ya que los productos que se venden son diferentes. Para consultas relacionadas con estos productos te recomendamos te pongas en contacto con Panasonic Latin America

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »