He estado en África en más de 20 ocasiones, pero nunca deja de sorprenderme. Esta vez he podido probar a fondo mi Lumix G9, realizando una media de 1.000 fotografías diarias. Tratándose de fotografiar fauna, es algo habitual, pero aún así es terriblemente agotador tener que editarlas, clasificarlas y documentarlas.

 

Hasta dos millones de flamencos enanos (Phoeniconaias minor) se concentran en las aguas salinas y poco profundas de los lagos del Rift Valley, en el este de África. estar frente a semejante espectáculo de color es un privilegio para cualquier amante de la naturaleza.

Flamencos

Este viejo león (Panthera leo) se despereza en el Masai Mara preparándose para una nueva noche de caza. De hecho durante el día, estos grandes depredadores duermen la mayor parte del tiempo y al atardecer suelen cazar en grupo.

León

 

El Masaai Mara y el Serengetti, en kenia y Tanzania respectivamente, son posiblemente el mejor ejemplo de sabana africana. Estas grandes extensiones de terreno con pequeñas ondulaciones son el hogar de millones de animales.

Sabana

 

Hasta 3 millones de herbívoros, entre ñús, cebras y diferentes tipos de gacelas, protagonizan la gran migración, recorriendo grandes distancias entre Kenia y Tanzania en busca de pastos frescos.

Zebras

El rinoceronte es uno de los animales que más ha sufrido la sobreexplotación y la crueldad humana durante las últimas décadas. Codiciado por su cuerno, utilizado en la medicina tradicional oriental, miles de ellos mueren cada año a manos de los furtivos. En la foto, un rinoceronte blanco (Ceratotherium simum) y su cría.

Rinocerontes