Hace un año que entró en nuestras vidas la Lumix GX7, una cámara que me apetecía mucho probar por sus prestaciones y calidad, ¡aparte de que confieso que estéticamente me tenía enamorada!

 

Lumix GX7

Fotografía realizada con cámara Lumix GX7

 

Después de todo este tiempo puedo asegurar que ha superado con creces mis expectativas y ha sido la encargada de inmortalizar muchos acontecimientos, momentos cotidianos, viajes y cosas bonitas que quería recordar.

A través de mis colaboraciones con el blog de Panasonic, durante este tiempo habéis podido ver diferentes propuestas de viajes, manualidades, salidas y vivencias que he captado a través de esta cámara, pero quería aprovechar este post para enseñaros un «pupurri» de imágenes que he ido coleccionando durante todo este tiempo. Vamos, quería hacer una especie de homenaje a esta cámara que se ha convertido en nuestra compañera inseparable del día a día y que me ha conquistado por su comodidad, ligereza y su calidad.

playa 0

Fotografía realizada con cámara Lumix GX7

 

FLORES-PRIMAVERA

Fotografía realizada con cámara Lumix GX7

 

Lumix GX7

Fotografía realizada con cámara Lumix GX7

 

navidad mrwonderful Tea on the moon

Fotografía realizada con cámara Lumix GX7

 

Muchas de las fotografías que he hecho a lo largo de este año tienen carácter personal y familiar y por eso no las haré públicas, pero os podéis imaginar que la Lumix nos ha acompañado a diario. Hemos grabado vídeos bonitos de los peques (la verdad es que siempre nos limitábamos a hacerlo con el teléfono), y nos hemos llevado la cámara a todas partes: playa, montaña, viajes, hemos celebrado fiestas y cumpleaños, he fotografiado cosas cotidianas como algún rincón de casa o los pancakes de los domingos.

 

Lumix GX7

Fotografía realizada con cámara Lumix GX7

 

PLAYA

Fotografía realizada con cámara Lumix GX7

 

He ido con la bicicleta y hasta esquiando con la cámara colgada al cuello y he caminado de excursión por las montañas con la Lumix como compañera. He grabado a mis peques recitando las poesías que aprendían en el cole, cantando en los festivales navideños o corriendo por la playa. Hemos soplado velas de cumpleaños y hemos subido a los caballitos de las fiestas; hemos fotografiado momentos cotidianos y momentos únicos. Me la he llevado a los talleres de scrapbook que he dado, ¡hasta de conciertos ha venido conmigo! Y es que un año da para mucho, infinidad de instantes para guardar y retener en nuestra memoria. Todo un tesoro, sobre todo para los que, como yo, ¡tenemos memoria de pez!

Así que, ¡gracias a Lumix por este año juntas y por todos lo que vendrán! 🙂